Radiografía sobre cómo trabajan y se capacitan en oficios los internos en la cárcel de Olmos

La Unidad 1 depende del Servicio Penitenciario Bonaerense y es el establecimiento penal más grande del país. Allí, cerca de 1.100 privados de libertad participan de actividades laborales o se capacitan en oficios

La Unidad Penitenciaria Nº 1 del Servicio Penitenciario Bonaerense está ubicada en la localidad platense de Lisandro Olmos. Fue inaugurada en 1939 y aloja más de 2.500 internos de los departamentos judiciales de la región, transformándose en el establecimiento carcelario que aloja más privados de libertad en el país.

Con un estilo arquitectónico en forma de estrella y de cinco pisos de alto, el penal tiene un sector de talleres de más de 4.000 metros cuadrados en los que los internos desarrollan actividades y se capacitan en oficios.

Se dictan cursos muy diversos que abarcan la albañilería, la construcción en seco, bobinado, carpintería en madera y aluminio, panadería, tapicería, tornería, herrería, chapa y pintura y mecánica de autos y motos, imprenta y sastrería, entre otros.

En ese sentido se han acercado al Servicio Penitenciario Bonaerense instituciones que colaboran con materiales e instructores. Algunas de ellas son el Centro de Formación Profesional N°404, la Confederación General Empresaria de la República Argentina —CGERA— y el Ministerio de Modernización de la Nación.

Al respecto el ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, dijo que “la gobernadora María Eugenia Vidal ha tenido una elección muy clara en proveer herramientas para la reinserción de las personas que están detenidas. Es un gran desafío para los internos y una salida laboral muy significativa”.

Producto de las labores que cumplen los internos, no sólo se ven beneficiadas las empresas que realizan pedidos, sino que también gran parte de lo producido es destinado con fines solidarios a distintas instituciones. En lo que va de 2018, las personas privadas de su libertad alojadas en la Unidad 1, entregaron sillas de ruedas restauradas al Hospital Especializado San Lucas y sillas y atriles al Jardín Maternal N° 4 de Los Hornos entre otros elementos. Además, durante las próximas semanas se entregarán bancos y mesas a otro jardín de infantes y muletas elaboradas en madera.

Por otro lado, funciona en el establecimiento el programa de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEEs) en el que, mediante convenios que se firman con municipios de la provincia de Buenos Aires, se reciben toneladas de basura electrónica que se recicla para el cuidado del medio ambiente y en caso de ser posible se recupera para ser entregada en instituciones de bien público.

La palabra de los internos
Otro de los talleres que se brinda es el de mecánica de motos que consta de tres niveles que abarcan un año de estudios. Ezequiel, tiene 22 años y es oriundo de Lomas de Zamora. Cuenta que ya está por el segundo nivel y que junto a sus 30 compañeros tienen la expectativa de poder aplicar el oficio cuando recuperen su libertad. “Entre los temas que vimos están como arreglar la caja de cambios y como limpiar el carburador” explicó.

Jorge, tiene 30 años y es de San Martín, realizó los cursos de armado de calzado y reparación de bolsos. Según él, “me gustó tanto la marroquinería que hoy continúo viniendo como oyente y colaborando con el profesor para compartir lo que aprendí con mis compañeros”. Raúl Laso, el instructor contó que “el recibimiento que encuentro por parte de los muchachos es muy bueno. Ya es el séptimo curso que doy acá en la Unidad 1”.

Otro grupo de internos, con lana que reciben de Sierra Chica, elaboran colchones ignífugos que son distribuidos en las cárceles de la provincia de Buenos Aires. Juan Carlos, uno de los internos que participa del taller contó que “tenemos la capacidad de producir 2.000 colchones en un mes. La lana viene comprimida y acá se desarma y se la utiliza para el relleno de los colchones. Tenemos mucho tiempo para aprender y esto nos va a ayudar a conseguir trabajo”. Con él coincidió Luis, quien se desempeña en el taller carpintería y añadió que tiene “una oferta de una organización no gubernamental para ayudar a personas que están en situación de calle. Hoy tenemos la posibilidad de ayudar con donaciones a establecimientos educativos”.

A %d blogueros les gusta esto: