Internos de la Unidad 9 producen la señalética en Braille para el Palacio Municipal de La Plata

En un programa solidario de inclusión, internos de la Unidad 9 de La Plata están produciendo 79 carteles en Braille que se instalarán en el Palacio de la Municipalidad de La Plata, ubicado en 12 entre 51 y 53. La iniciativa cuenta con el apoyo del Ministerio de Justicia y de la intendencia de la Capital Provincial.

Los privados de libertad que participan del Taller de Escritura en idioma Braille recibieron desde el Municipio el material necesario para encarar este trabajo, y ya están confeccionando la nueva señalética.

Se trata de una experiencia solidaria que ya cuenta con otra entrega particular, cuando en julio pasado los mismos internos confeccionaron los carteles en Braille que luego se pegaron en las paredes de los edificios de la República de los Niños, situada en la localidad de Gonnet.

El ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, dijo que “desde hace tiempo toda la enseñanza de la técnica braille en las cárceles viene integrando a una cantidad de personas privadas de la libertad con la sociedad. Es una manera válida de acercarse, especialmente a los que más lo necesitan. Esto se enmarca en uno de los objetivos que nos encomendó desde el inicio de gestión la gobernadora, María Eugenia Vidal, que es el de reforzar el vínculo entre los privados de libertad y la sociedad”.

Al hacerse presente en la Unidad 9 para entregar los materiales, el Director de Políticas de Derechos Humanos de La Municipalidad de La Plata, Emiliano Peres, destacó que “es fundamental que el Palacio Municipal tenga indicaciones para personas no videntes desde el punto de vista de la inclusión, pero también es importante que lo tenga confeccionado por los internos, que tienen una vocación muy grande para reinsertarse en la sociedad, y nosotros tenemos que acompañarlos y darles las herramientas para que puedan hacerlo, y es de la mano de proyectos como este que ellos se vuelven a sentir importantes y útiles”.

Brian, unos de los internos que participa del Taller El Ágora, explicó que “participar de estos espacios es tener momentos de libertad, alejarnos del pabellón, sentir que estamos siendo útiles para la sociedad y también prepararnos para salir porque esto es algo de lo que podemos llegar a trabajar. Yo soy de Quilmes y mi familia ya está en contacto con restaurantes y negocios de la zona para ofrecerles hacer el menú y su propia señalética en braille cuando salga”.

Otro de los internos que participa de este proyecto, y que además es uno de sus coordinadores es Ramón, quien afirmó: “Cada vez que venimos a este espacio nos sentimos libres parar trabajar, para educarnos y para buscar una verdadera reinserción social. Sabemos que con el estudio eso se puede lograr, acá nos sentimos libres, de la mano del estudio, la discusión y el trabajo solidario”.

En el marco del Espacio “El Ágora” que funciona en las instalaciones de la Escuela que está en la Unidad 9, los internos dictan diversos talleres orientados a sus pares, entre los que se destaca el de escritura en Braille, que cada año cursan cuatro promociones de treinta alumnos cada una que se renuevan cada tres meses.

A %d blogueros les gusta esto: