En el marco de las políticas de abordaje pisco-social que propician instancias de revinculación comunitaria de los privados de libertad, un grupo de internos de la Unidad 35 de Magdalena fabricó y donó una serie de juegos didácticos y pedagógicos que beneficiarán a más de cien alumnos de la Escuela Especial N° 501 de esa localidad.
En la tarea solidaria participaron unos 15 privados de libertad quienes diseñaron, cortaron, armaron y pintaron un mapa, un calendario, un reloj, ábacos, camiones, rompecabezas, dominó, juegos de encastre, entre otros materiales donde los niños que asisten a la Escuela N° 501 podrán jugar, ejercitar la motricidad y aprender colores, números y letras.
En el marco del proyecto “Uniendo lazos”, los internos realizaron los trabajos entre julio y diciembre del año pasado, con materiales como madera y pintura provistos por la EEE N° 501 “Ana Marta Eyrea” de Magdalena.
La entrega de los materiales se llevó a cabo el viernes en el SUM de la Unidad 35, donde Jonathan, 27 años, un interno que participó en la actividad, contó que “cada uno en el grupo tiene una función, uno corta, otro pinta, otro va armando, otro pegando, otro lija, es un trabajo en equipo”, y expresó que “siento que es algo sumamente importante; con esto nosotros transmitimos mucho a cada chico que recibe un juguete, es saber que esa persona va a recibir algo y se va a poner contenta, la misma alegría que sienten ellos la sentimos nosotros cuando lo hacemos pensando en los chicos que van a usarlos”.
La iniciativa forma parte del proyecto institucional coordinado por profesionales del Equipo de Abordaje Psicosocial (EAPS), Natalia Credaro y Mauro Spinelli con participantes del pabellón 10, en el marco del Programa Provincial de Prevención de Violencia en Cárceles (PPPVC) dependiente de la Subsecretaría de Política Penitenciaria del Ministerio de Justicia.
Cabe destacar que si bien el grupo se dedicaba a la producción de material en Braille, a través de la comunicación con la Escuela Especial, esta institución sugirió como faltante y que sería más provechoso para sus alumnos el material didáctico. En este sentido, la secretaria de la Escuela, María José Woodwars, agradeció la donación y dijo que “más de cien alumnos junto a sus docentes en distintos espacios van a aprovechar este material”. Además, explicó que al ser la única del distrito contempla todas las caracterizaciones: discapacidad auditiva, discapacidad motriz, visual, intelectual y se encarga de todo lo que es proyecto de inclusión. Por lo que la matrícula abarca diversas edades y necesidades, de 3 a 21 años.
El evento contó con la presencia de la Directora de Política Penitenciaria Ayelén Fernández Duarte, el secretario Ariel Ronalán, la Coordinadora del PPPVC Fernanda Nadal, Javier Cepeda en representación del Complejo Penitenciario Magdalena, el Director de Unidad Marcos Acosta, la Delegada de Educación y Cultura del Complejo Claudia Giménez y los Coordinadores de dichas áreas del penal Marcelo Eyroa y José Luis Otamendi.

A %d blogueros les gusta esto: