Internos bonaerenses producen y donan mil muebles a entidades de Salta

Trabajo y solidaridad en contexto de encierro

En el marco de las actividades laborales y solidarias que se realizan en las cárceles bonaerenses, internos de la Unidad 46 San Martín produjeron 100 camas, 100 mesas, 150 bancos para distintas instituciones y 120 sillas y 30 mesitas que fueron donadas a cinco jardines de infantes, todas entidades del norte salteño afectadas por los recientes fenómenos climáticos. Esta es la primera entrega de la producción que en total será de mil muebles.

La donación, que tuvo lugar ayer, forma parte del programa “Construyendo Sueños” en el que trabajan unos 40 privados de libertad que se desempeñan en el sector Carpintería de la Unidad 46. Están divididos en tres talleres internos, donde fabrican y donan todo tipo de mobiliario como mesas, sillas, percheros, bibliotecas, cunas, juegos didácticos, artesanías y hasta casillas, y los entregan en forma solidaria a escuelas, jardines, parroquias y comedores que lo soliciten.

Eduardo, el interno encargado del taller, destacó que “todos nos estamos capacitando, creo que la gran mayoría puede salir y trabajar de carpintero, nos hemos especializado acá adentro”. “Todos sentimos mucho orgullo de poder ayudar a los que más lo necesitan y de poder ocupar el tiempo que estamos acá en algo productivo” agregó el detenido.

La jornada contó con la presencia del director del Hogar de Cristo, Marcos Liberatore, quien junto al Padre Pepe (José María Di Paola), cumplen un rol vital para el éxito de este tipo de iniciativas. Es que mediante esa entidad, el sacerdote consiguió que empresas donaran madera e insumos (clavos, lijas, cola, barniz, repuestos para maquinarias), gracias a esto, los internos realizan distintas tareas en los talleres del penal y donan sus producciones con fines solidarios.

En esta ocasión, la producción irá a las zonas afectadas por los fenómenos climáticos ocurridos en la provincia norteña, y beneficiará a más de 250 niños y docentes y a muchas otras personas que han sufrido las inundaciones.

Cabe destacar que esta es la primera entrega de mobiliario y se estima que a fin de mes se realizará la segunda parte de la donación, que comprende mil muebles en total.

Esta experiencia cuenta con el apoyo fundamental de la Parroquia San Juan Bosco, del Obispado de San Martín, la entidad Hogar de Cristo, la capellanía y Desarrollo Social de la provincia de Salta, de empresas que donan pallets e insumos y las autoridades del Servicio Penitenciario Bonaerense y el Ministerio de Justicia.

A %d blogueros les gusta esto: