La entrega se realizó el último viernes en el Jardín de Infantes número 901 de la localidad de Pila, cuando los directivos llevaron el mobiliario elaborado con maderas recicladas por internos de la Unidad Penal 42 de Florencio Varela.

En total, fueron 24 sillas y 6 mesas las destinadas a las aulas de ese establecimiento y para beneficio de los casi 200 niños matriculados, en el marco de un emprendimiento solidario coordinado por el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB)

La gestión se inició mediante una nota firmada por la directora del Jardín y ni bien se aprobó desde la Subdirección General de Trabajo Penitenciario los internos comenzaron a trabajar en el armado de los muebles.

Las autoridades del Jardín se ocuparon de proveer de todos los materiales fuera de las maderas para que los internos produzcan el mobiliario.

En el acto de entrega estuvieron presentes las consejeras escolares María del Carmen Bicerne y Carolina Arias, el secretario Juan Pablo Vigor y por parte del SPB, el subdirector de la Unidad 42, Mariano Wagner, el jefe de Talleres, Gabriel Benítez y el jefe del departamento regional, Claudio Pereyra.

A %d blogueros les gusta esto: