LLevamos adelante la III Mesa de Enlace de los Oficiales de Cumplimiento Estatal (OCEs) junto a los OCEs de las empresas que forman parte del Programa de Integridad que impulsamos desde la Oficina de Fortalecimiento Institucional (OFI) del Ministerio de Justicia.

El encuentro, que tuvo lugar el miércoles 3 de julio en la sede del Banco de la Provincia de Buenos Aires (BAPRO), estuvo orientado al desarrollo de los códigos de ética y a conocer los avances de cada empresa en materia de integridad. Contamos con el asesoramiento de referentes de la Oficina Anticorrupción del gobierno nacional; Laura Geler, Directora Nacional de Ética Pública, Paula Granada Casullo y Rocío Riesco abordaron los principales lineamientos para la implementación de un programa de integridad, resaltando la elaboración de los códigos de ética como uno de los elementos mandatorios dentro de los mencionados programas.

En la Provincia, todas las empresas con participación estatal forman parte del Programa de Integridad que desarrollamos desde la OFI, con el fin de  promover procedimientos internos para prevenir, detectar y corregir los riesgos de corrupción en sus operaciones.

A través del Programa impulsamos la detección de riesgos de corrupción y la implementación de procesos internos que promuevan la integridad y la adopción de estándares de conducta que guíen la toma de decisiones de los funcionarios en el ejercicio de sus funciones. Trabajamos junto a las empresas con participación mayoritaria estatal con el objetivo de generar valor público y mejorar la competitividad de las empresas del Estado.

Participaron del encuentro los Oficiales de Cumplimiento Estatal (OCEs) y gerentes de Autopistas de Buenos Aires S.A. (AUBASA); Banco de la Provincia de Buenos Aires (BAPRO); Buenos Aires Gas S.A. (BAGSA); Fondo de Garantías Buenos Aires (FOGABA) y  Aguas Bonaerenses S.A. (ABSA). Para impulsar una política eficaz de lucha contra la corrupción a nivel provincial necesitamos tomar en consideración a todo tipo de persona física o jurídica, que independientemente de su naturaleza, pudiera beneficiarse de un hecho de corrupción. Por esta razón es que desde la OFI desarrollamos el Programa de Integridad en Empresas dirigido a empresas con participación estatal mayoritaria y otros entes con características similares.

A %d blogueros les gusta esto: