Un grupo de internos de una de las cárceles de Gorina, que aprobó el curso de “Elaboración de pan casero” produjo de manera solidaria 30 kilos de pan para ser donados a un comedor comunitario del barrio “El Rincón” de Villa Elisa, donde asisten 150 comensales.

El emprendimiento tuvo lugar en la Unidad 18 del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) y forma parte del programa que conjuga capacitación laboral y servicio comunitario impulsado por el Ministerio de Justicia.

El representante del comedor, Edgardo Slomka, agradeció el aporte y dijo: “Esto no solo ayuda a quienes están pasando necesidades, sino que es un alimento para el alma”. La contribución de los internos de Gorina ayudó a los vecinos que ponen su esfuerzo para atender, los miércoles y viernes, la demanda de las personas de bajos recursos.

El director de Unidad, Eduardo Acuña Laz, agregó que a lo largo de este año se pudieron realizar muchas donaciones a partir de los cursos que se dictan en el penal “lo que genera un intercambio positivo entre las distintas instituciones, siempre en pos de mejorar y de lograr una adecuada reinserción social de los internos, a través de la solidaridad”, puntualizó.

A %d blogueros les gusta esto: