Programa inédito en Latinoamérica: Equinoterapia en penales bonaerenses

Se realizó el lanzamiento del Programa de equinoterapia “Libres para Montar” en cárcel de Olmos
Ayer por la tarde se realizó en la Unidad 25 de Lisandro Olmos el inicio del Programa de equinoterapia “Libres para Montar” destinado a internos valetudinarios alojados en ese establecimiento.
La equinoterapia es una terapia física y mental de la cual hoy son beneficiarios internos de las unidades de Melchor Romero y un niño hijo de una interna de la Unidad 33 de mujeres de Los Hornos, en un hecho inédito que convierte al Servicio Penitenciario Bonaerense en el único en Latinoamérica en llevar adelante un proyecto de esta clase.
Estuvo presente el Subsecretario de Política Penitenciaria, Matías Quiero, acompañado por el Director del Centro de Equitación para Personas con Discapacidad y Carenciadas —CEDICA—, Alejandro Zengotita, además de autoridades penitenciarias e invitados.
El Subsecretario Matías Quiero expresó “Cuando estuve en la Dirección General de Administración (DGA) y Norma (Curima) me presentó el proyecto de este Programa nos gustó muchísimo y se lo mostramos al ministro Ferrari a quien le encantó y estuvo de acuerdo en darle todo el apoyo, sabiendo que también estaba CEDICA atrás. En lo personal considero que es un programa que da vida y eso nos pone muy contentos, empezó en la Unidad 10 pero se va extendiendo a otras unidades producto del trabajo de mucha gente y estoy convencido que le va a hacer muy bien a la comunidad, es muy importante el trabajo del penitenciario y el compromiso que ponen para seguir avanzando”.
Norma Curima, coordinadora del taller que inició actividades en el año 2010 en la Unidad 10 Melchor Romero, luego de destacar a toda la gente que trabaja para el equipo de “Libres para montar” y que bregaron para lograr el espacio también en la Unidad 25, agregó: “Vamos a seguir trabajando para lograr un espacio también para los empleados y los hijos de los empleados con alguna discapacidad porque ellos son nuestra familia, para mi es uno de mis grandes sueños y sé que lo vamos a lograr, porque es mucha la gente que me acompaña y vale destacar”.
Alejandro Zengotita habló de la importancia de cumplir los sueños y de cómo nació de una charla informal este programa que hoy es una realidad y destacó el trabajo realizado con Jeremías, hijo de una interna de la Unidad 33 que se pudo ir con su madre a la casa y es una satisfacción no solo lograr cumplir los sueños propios sino también los de los demás y ojalá muy pronto otros 60 chicos de la Unidad 33 puedan también llegar a beneficiarse con este Programa, “estoy seguro que podemos lograrlo con el trabajo de todos”.
Finalmente María José Olea coordinadora del Programa en la Unidad 25 contó, “Hace un año que empezamos a trabajar en este predio que era una huerta gigante y con mucho esfuerzo logramos un espacio para equinoterapia, a partir de ahora empezamos a trabajar con cinco internos autorizados por los juzgados, por ahora contamos con dos caballos Tafí y Tiro Loco que los pusimos a punto para iniciar el proceso que cuenta con la colaboración de un gran equipo con gente de la Unidad 10, de la Unidad 12, de la Unidad 18 y de la Unidad 34, que son compañeros nuestros que además se están capacitando, apuntando a jerarquizar el Servicio Penitenciario a través de la capacitación”.

A %d blogueros les gusta esto: