Internos de la Unidad 4 trabajaron en el mantenimiento del rosedal del Parque de Mayo

Inédita experiencia en Bahía Blanca

Son privados de libertad que este año realizaron el curso de forestador y podador, dictado por el Centro de Formación Laboral. Con autorización judicial, tres de los internos pusieron en práctica sus conocimientos en un sector público. Hoy les entregaron los certificados.

Internos con salidas transitorias de la Unidad 4 Bahía Blanca que realizaron el curso de Forestador y Podador dictado por el Centro de Formación Profesional Nº 401 realizaron sus prácticas en el predio de la Agrupación Bahiense de Floricultura y Jardinería “El Rosedal”, por lo que hoy hubo un acto en el predio público como cierre de la iniciativa de capacitación laboral.
Los privados de libertad aprendieron la parte teórica dentro de la cárcel, y mediante autorización judicial los internos colaboraron activamente en tareas propias que la Agrupación realiza en el predio del Parque de Mayo, ubicado en calle Florida, potenciando así sus conocimientos al ponerlos en práctica.
El docente que dictó el curso fue Néstor Pascualini y él afirmó que “esta manera de llevar a cabo la parte práctica es innovadora y nada supera al trabajo directo con un ambiente natural y propicio. Realmente fue muy gratificante”.
El Rosedal es un espacio cultivado por los integrantes de Floricultura y Jardinería, junto a voluntarios que aprecian y reconocen los frutos de la vida natural, y lo que representa en su ciudad. Este espacio también necesita de una atención constante de cada especie y el predio en general, de allí el grato recibimiento de esta propuesta gestada desde la Unidad 4 y el Departamento de Cultura Laboral Región Sur, quien contó con el amplio apoyo de los Departamentos Judiciales y plantel docente, lo que permitió que diez internos con salidas transitorias hayan realizado dichas prácticas calificantes.
El ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari dijo al respecto: “Es muy importante ocuparnos de nuestros presos. Por eso la educación y el trabajo ocupan un lugar fundamental dentro del proyecto de nuestras cárceles que impulsamos junto a la gobernadora, María Eugenia Vidal”. Y luego agregó que “estamos llegando a un récord histórico ya que más del 70% de los internos de toda la Provincia está recibiendo algún tipo de capacitación”.
“Muchos de ellos, ya en libertad, cuentan con una herramienta más para encarar un nuevo rumbo en sus vidas”, explicó Pascualini.
Fabio, Martín y Ramón culminaron el curso bajo esta modalidad y recibieron su certificado hoy, en el mismo “Rosedal”. Los tres internos reconocieron a esta experiencia como sumamente provechosa y fuente de concientización para volver a relacionarse con su comunidad aportando, no solo con una meta personal que es obtener un título, sino contribuir a embellecer un lugar tan significativo para la ciudad.
Asimismo Fabio resaltó que “además de la experiencia, fue un gusto venir cada semana rodeados de naturaleza y tranquilidad, y además sirvió a otras personas nuestra tarea. Esto no cambia el pasado pero nos da fuerzas saber que podemos sumar a la sociedad, aunque sea desde nuestro lugar.”
Ariel Martínez, Director de Unidad, explicó que “fue una experiencia piloto que superó nuestras expectativas. Requirió de gestiones que dieron su fruto, así nos hizo saber la titular de la Agrupación, en cuanto a la dedicación de los internos en cada tarea supervisada”.
Esta experiencia contó con el apoyo y coordinación de Alicia Arnold, de la Agrupación de Floricultura, y de Norma Molina, de Agrupac.

A %d blogueros les gusta esto: