Internos de la Unidad 4 Bahía Blanca entregaron más de 600 juguetes y muebles que ellos mismos confeccionaron en los talleres de la carpintería del penal con madera de pallets reciclada a fin de contribuir con dos instituciones educativas rurales y con una organización de bien público zonal.

La Escuela Rural de Nivel Primario N° 25 “Juan Bautista Cabral”, de la localidad de Huanguelén, recibió 10 atriles, 30 autitos y 6 cajas didácticas para 90 chicos. En tanto, el Jardín de Infantes Rural “Emilia S. de Maglianesi” se llevó 40 sillas, 12 mesas, 35 autitos y 6 cajas didácticas para 100 niños. Por último, la Sociedad de Fomento del barrio Villa Bordeu retiró y repartirá a otras entidades locales 38 mesas, 87 sillas, 2 sillitas para bebés, 300 autitos y 40 atriles.

Con la supervisión de la Dirección General de Asistencia y Tratamiento a través de la Subdirección de Trabajo, cinco fueron los privados de libertad que realizaron las artesanías en el marco del Programa de Mutua Ayuda Solidaria, con madera donada por la empresa DOW Argentina.

En este sentido, Juan contó: “Es una gran satisfacción el hecho de poder colaborar sabiendo que los muebles y los juguetes van para los niños y las personas más necesitadas. Si bien no es la primera vez que participo de una entrega, cada donación es especial y es una alegría para todos nosotros”.

Raúl Gómez, encargado de acercar la donación al Jardín y a la Escuela, antes de retirarse se mostró muy emocionado y dijo: “Quería agradecerles a los internos el sacrifico y el trabajo que han puesto para los chicos. Realmente, hicieron cosas muy buenas”.

El director de la Unidad 4, Ariel Martínez, contó que los internos, periódicamente, en diferentes talleres laborales, como herrería o carpintería, trabajan y colaboran con quienes más lo necesitan y afirmó: “El Programa de Mutua Ayuda Solidaria es el marco que nos permite organizar los trabajos desde los distintos sectores de la Unidad. Para nosotros, como institución, siempre es una grata tarea”.

A %d blogueros les gusta esto: