Internos de la Unidad 28 de Magdalena confeccionaron cien remeras para el cuartel de bomberos local, en tanto que otro grupo de privados de libertad de la Unidad 18 de Gorina produjeron roscas y otros alimentos a merenderos de La Plata.

Las donaciones se hicieron en el marco de las múltiples acciones solidarias que impulsamos desde el Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires.

Los internos trabajaron en las instalaciones del taller textil en donde reciben capacitaciones para aprender oficios que les sean útiles para reinsertarse en la sociedad una vez recuperada su libertad.

Meses atrás, un grupo del penal de Magdalena había reparado en el establecimiento penitenciario un camión cisterna del mismo cuartel de bombeos de esa localidad.

En tanto, en la cárcel de Gorina, otro grupo de internos elaboraron en la panadería 10 kilos de masitas, galletitas y 6 docenas de roscas que fueron destinadas al merendero “Colinas del sol” de la localidad, que recibe diariamente a 50 chicos para merendar y realizar sus tareas escolares.

Las donaciones son actividades coordinadas desde la Dirección General de Asistencia y Tratamiento del SPB; en este caso, se concretaron con la participación del subdirector de ese área, Pablo Oberti, el jefe de Vigilancia y Tratamiento, Mariano Bogani, el coordinador de Formación Técnica y Oficios, Víctor Orsi, y la trabajadora social Sandra Briguez.

A %d blogueros les gusta esto: