Fue en el marco de la visita de más de 30 obispos argentinos al Vaticano donde enviamos al Sumo Pontífice, desde el Ministerio de Justicia de la Provincia y a través de la la Arquidiócesis de Mercedes, una artesanía elaborada en los talleres de la Unidad 5 de Mercedes, perteneciente del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).
El obsequio representa a la Sagrada Familia y fue obra de privados de libertad y personal penitenciario, realizado con candados en desuso, donde están ilustrados José, María y el Niño Jesús con una llave, para dar el mensaje de apertura a la libertad, coronado con una torre que representa al SPB.
De esta forma, agasajamos al Papa a través del Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis Mercedes – Luján, Monseñor Jorge Eduardo Scheining, quien se reunió con el Sumo Pontífice durante el lavado de pies a seis internas y seis detenidos, acto que se realiza como demostración de amor al prójimo.
Nuestra idea del obsequio surgió en la cárcel de Mercedes entre el capellán Norberto Chirigliano, las autoridades del establecimiento carcelario y los agentes penitenciarios de la sección Talleres, y contó con la colaboración activa de internos que desarrollan labores en herrería, chapa y pintura.

A %d blogueros les gusta esto: