La institución educativa, ubicada en los Los Hornos, recibió mobiliario escolar y juegos de madera que fueron fabricados por internos de tres unidades penales, como la Unidad 1 de Olmos, 13 de Junín y 40 de Lomas de Zamora.

Se trató de una iniciativa solidaria organizada por el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), un emprendimiento por medio del cual se fabricaron mesas, bancos y juegos, que fueron entregados al Jardín de Infantes N° 989, al que asisten 330 niños.

La institución tiene además como alumnos a niños de hasta 4 años que conviven con sus madres detenidas en la Unidad 33 Los Hornos; dos de ellos asisten todos los días en la actualidad y otros diez ya están inscriptos para el próximo año.

Luego de la donación, el director de Promoción e Inclusión Sociolaboral del SPB, Marcos Di Lorenzo, aseguró que es clave “para los privados de la libertad poder devolver algo a la sociedad mientras están detenidos”, y que es un objetivo del SPB “que los internos capitalicen el tiempo de detención aprendiendo oficios y con actividades solidarias que los reconforten como personas, y luego contribuir con sectores vulnerables”

Desde el ministerio de Justicia se impulsa a que se conjuguen la capacitación laboral con el servicio a la comunidad a través de programas coordinados por la Dirección General de Asistencia y Tratamiento del Servicio Penitenciario.

A %d blogueros les gusta esto: