El Curso no formal de fabricación y laqueado de muebles de la Unidad Penal 37 Barker, que comenzó en el mes de marzo, cerró sus clases con un acto de colación de grados y ahora continuará con la realización de muebles para instituciones sociales.

Esta capacitación fue coordinada conjuntamente por Juan Arostegui de Mirmidones, el director de la Unidad Pablo Gascue y el jefe de Talleres Edgardo Bancalá, quienes estuvieron presentes en el evento, además de los jefes de las Secciones Vigilancia y Tratamiento y Talleres, Mariano Márquez y Edgardo Bancalá respectivamente, y representantes de la Asociación Mesa Solidaria.

En ese marco, Arostegui, docente del curso, destacó que se pudieron “transmitir conocimientos laborales y valores sociales”, y agradeció al personal penitenciario “porque pudimos trabajar conjuntamente de manera armoniosa”, y a los alumnos “por el esfuerzo que demostraron en aprender”.

En representación de la Asociación Mesa Solidaria, ONG de la ciudad de Tandil, una de sus integrantes, Claudia Caballero, les dijo a los internos que “sientan orgullo por el trabajo que hicieron, porque estos muebles serán donados a jardines de infantes e instituciones que las necesitan y ellos le darán gran utilidad”.

Por último, Caballero anticipó también que una de las bibliotecas quedará para el pabellón N°1, para fomentar la lectura, y una baulera se donará a la Delegación de Barker.

A %d blogueros les gusta esto: